Shop More Submit  Join Login
×

:icongadius: More from Gadius


More from deviantART



Details

Submitted on
May 16, 2009
File Size
2.7 KB
Thumb

Stats

Views
302
Favourites
0
Comments
0

License

Creative Commons License
Some rights reserved. This work is licensed under a
Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 License.
×
Hace mucho mucho tiempo existía un reino que estaba gobernado por dos reinas, una morena y otra pelirroja. La reina morena era la mejor en las matemáticas y tratando con le dinero. La reina pelirroja era la mejor con la literatura, la música y las letras. En ese reino había un consejero, que decía a ambas reinas lo que él creía que era mejor para el reino cuando ellas le preguntaban.
Pero un día, ambas reinas se enzarzaron en una gran discusión para ver cuál de las dos era la más sabia. Ambas reinas acudieron al consejero y le dijeron: “Consejero, dinos, ¿cual de las dos es la más lista de este reino?”. El consejero, indeciso, no supo responder, y la disputa siguió y siguió hasta que las dos acabaron enfandándose y cada una se fue por un camino diferente. A los pocos días el reino se dividió en dos, los que estaban a favor de la reina morena y los que estaban a favor de la pelirroja.
Cuando pasó un tiempo, ambos reinos estaban en la miseria. El territorio de la reina morena era muy próspero económicamente, pero los niños que nacían no eran educados bien, a falta de una cultura que transmitir. El territorio de la reina pelirroja era muy próspero en la música y en la poesía, con grandes artistas entre sus gentes. Pero no sabían cómo manejar el dinero, por lo que eran muy pobres.
El consejero, que había ido viendo cómo cada reino se arruinaba, decidió hacer algo. Primero, se fue al territorio de la reina morena, fue a buscarla y le dijo: “Vengo de parte de la reina pelirroja. Admite que tú eres la más lista, y pide que por favor vuelvas con ella para que su país pueda prosperar”. La reina quedó satisfecha pensando que la otra había arrepentido y había admitido que ella era la mejor. Luego se fue al territorio de la reina pelirroja y le dijo: “Vengo de parte de la reina morena. Admite que tú eres la más lista, y pide que por favor vuelvas con ella para que su país pueda prosperar”. La reina quedó satisfecha pensando que la otra había arrepentido y había admitido que ella era la mejor.
De este modo, las dos reinas se reconciliaron y volvieron a formar su antiguo imperio, próspero tanto en dineros como en artes. Ninguna de las dos reinas supo jamás qué fue lo que hizo que realmente se reconciliaran, siempre pensaron que la otra decía que la una era peor que ella, y nunca volvieron a hablar sobre el asunto. El consejero jamás habló de lo que hizo.

Las mentiras salvaron el reino.
Un cuento más o menos para adulto que escribí.
No comments have been added yet.

Add a Comment: